¡Estimado Visitante!

Más de cuarenta años han transcurrido desde que Hungría y México restablecieron sus relaciones diplomáticas después de la Segunda Guerra Mundial.

Ahora estos años han transcurrido sin incidentes. Hoy en día México es el segundo socio económico más importante de Hungría en el continente Americano y el más importante en América Latina. Importantes empresas húngaras y mexicanas han invertido en los últimos años en ambos países y el auge del comercio en gran medida se debe a la política del gobierno húngaro llamada “Apertura al Sur”.

A pesar de la gran distancia geográfica, nos unen importantes lazos culturales: los detalles más importantes, se encuentran  quizá, en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México; esculturas diseñadas por Géza Maróti, la cúpula de cristal del mismo edificio que se fabricó en el taller de Miksa Róth en Hungría, o bien la carrera artística del escultor húngaro, Pál Kepenyes quien crea sus obras desde hace más de 50 años en el país y la artista más famosa de México, Frida Kahlo quien se enorgulleció de sus antepasados húngaros.

En otros aspectos, México como sede de los Juegos Olímpicos de 1968 resultó una experiencia muy fructífera para Hungría. Turísticamente, México es un destino muy importante para los húngaros por sus valores culturales y maravillas naturales únicas, mientras que Hungría es cada vez más popular entre los estudiantes mexicanos que desean estudiar en el extranjero.

Por falta de espacio, no enumeraré el resto de los convenios, acuerdos u otros puntos de unión que conectan nuestros países, sin embargo les comparto con agrado que es mi deber desarrollar aún más las relaciones ya existentes e iniciar cooperaciones en nuevas áreas.

Nuestra página web fue renovada para presentar este trabajo, por lo que deseo/espero que sirva como punto de referencia para los visitantes que deseen obtener información sobre las relaciones entre ambos países, o sobre servicios consulares.

Sus comentarios y sugerencias son bienvenidas en la dirección mission.mex@mfa.gov.hu. Y junto con mis colegas les deseo una navegación agradable.

Iván Medveczky

Embajador